Cajón desastre

Oliendo a Whopper

Flame

La compañía dueña de la franquicia Burger King, conocida por la mayoría de nosotros y gran amiga de los cardiólogos del mundo entero ha lanzado un perfume para esta campaña de Navidad.

Bajo el nombre de Flame se esconde una fragancia que quiere recordar al olor del Whopper, uno de los tapona-arterias más vendidos del mundo, y que a pesar de lo que pueda parecer ya ha agotado sus existencias.

Lleve el aroma de la seducción con un punto de carne a la parrilla.

Bajo este sugerente eslogan se nos anima a ir oliendo a chotuno a la brasa. Pero no tengo yo muy claro si a mi señora le gustará que me acerque a ella oliendo a carne carbonizada.

Anuncios

Un comentario en “Oliendo a Whopper

  1. Los caminos del marketing sensorial son inexcrutables. Ya existían ambientadores para hipermercados con olor a pan recién hecho, incluso el ritmo y tipo de música en los centros comerciales se programan en función de si se quiere fomentar la compra reflexiva o por impulso. Lo que sea con tal de vender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s