Leyendas urbanas

El obrero del Titanic

Durante las operaciones de construcción de los mamparos estancos del Titanic se comenzaron a escuchar los golpes de un martillo contra uno de los mamparos.

Los obreros se percataron de que los golpes se estaban produciendo desde una zona que había quedado totalmente sellada. A los pocos minutos alguien se da cuenta de que falta uno de los trabajadores de los astilleros. En ese momento una idea comenzó a rondar por la cabeza de todos los presentes, alguien estaba emparedado entre las planchas de acero de los mamparos.

Las operaciones de rescate fueron infructuosas, ya que el grosor de los mamparos impedía que se avanzara lo suficientemente rápido.

Al cabo de las horas los golpes cesaron. Los ingenieros supusieron que el obrero había muerto asfixiado y decidieron dejar su cuerpo dentro para no retrasar las obras de construcción del buque.

Nunca se ha podido demostrar que esto sucediera en realidad, de hecho se piensa que este tipo de leyendas urbanas comenzaron a circular al poco tiempo de conocerse el hundimiento del Titanic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s