Exploración espacial

Sin tiempo para el miedo

Esa es la conclusión que saco de la entrevista que la revista Wired ha hecho a Peggy Whitson, astronauta miembro de la tripulación 16 de la Estación Espacial Internacional y que sufrió un percance al salirse de su órbita la cápsula Soyuz en la que regresaban a la Tierra.

Miré por la ventana y vi partes de la cobertura del módulo flotando a un metro. Pregunté a Yuri Malenchenko, comandante de la Soyuz, ‘¿Esto es normal?’

Según Whitson no tuvo tiempo de sentir miedo, ya que justo después de ver los resto flotando en el exterior comenzó a sentir que su cuerpo se pegaba al asiento, debido a las 8 g que estaban sufriendo.

Tampoco podían avisar al control de la misión sobre su situación, ya que habían perdido la antena debido a la violenta reentrada.

Al final aterrizaron a 420 kilómetros de su destino, tras caer a tierra y dar alguna vuelta de campana. Y todo esto para abrir la escotilla y tener que volver a esperar dentro porque la hierba estaba ardiendo debido al calor del casco de la cápsula.

Y para terminar una de las mejores respuesta de la entrevista, frase que cumple con el estereotipo sobre los astronautas.

Estaba demasiado ocupada como para sentir miedo. Sabía que lo que estaba pasando no era normal, pero nos entrenamos para esas situaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s