Cajón desastre

¡No me llaméis otra vez!

Desde hace una temporada vengo sufriendo las llamadas del departamento comercial de Ya.com. No es que las llamadas me molesten en sí, lo que me molesta en que me llamen casi cada día.

Tras haberles indicado por activa y por pasiva que no estoy interesado en ser cliente de Ya.com y que no quiero volver a ser molestado, los comerciales de Ya.com siguen haciendo caso omiso de mis explicaciones y continúan llamándome de forma sistemática.

Ante esta situación hay dos preguntas a las que he tratado de dar respuesta.

¿Pero esto es legal?

Pues si, las compañías pueden utilizar los datos personales siempre y cuando aparezcan en fuentes accesibles, como son las guías telefónicas. Esto se encuentra recogido en el artículo 6.2 de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

No será preciso el consentimiento cuando los datos de carácter personal figuren en fuentes accesibles al público y su tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo perseguido por el responsable del fichero.

Así que de entrada lo que hacen estas empresas es legal, pero ahora veremos que no llegan a cumplir con la ley en su totalidad.

Al igual que los comerciales llaman para tratar de vender sus productos también deben hacer dos cosas, que en mi caso nunca han hecho, indicar cómo han conseguido los datos y proporcionarme un método sin coste alguno para que dejen de usarlos. Esto queda recogido en dos puntos del artículo 30 de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Cuando los datos procedan de fuentes accesibles al público, de conformidad con lo establecido en el párrafo segundo del artículo 5.5 de esta Ley, en cada comunicación que se dirija al interesado se informará del origen de los datos y de la identidad del responsable del tratamiento, así como de los derechos que le asisten.

Los interesados tendrán derecho a oponerse, previa petición y sin gastos, al tratamiento de los datos que les conciernan, en cuyo caso serán dados de baja del tratamiento, cancelándose las informaciones que sobre ellos figuren en aquél, a su simple solicitud.

A mi esto nunca me ha pasado.

¿Cómo evitar las llamadas?

Ahora bien, como cuando recibimos las llamadas esta parte se la saltan sólo nos queda la opción de hacer llegar nuestra petición por otro medio. Si se hace por correo ordinario la empresa dispondrá de 10 días a partir de la recepción de la carta para dar de baja nuestros datos y 30 para informarnos, en caso de haberlo solicitado, sobre la forma en la qué han conseguido nuestros datos.

En el caso que transcurrido este periodo la empresa siga empecinada en convertirnos en uno de sus clientes la Ley Orgánica de Protección de Datos vuelve a indicarnos como proceder en su artículo número 18.

El interesado al que se deniegue, total o parcialmente, el ejercicio de los derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación, podrá ponerlo en conocimiento de la Agencia de Protección de Datos o, en su caso, del Organismo competente de cada Comunidad Autónoma, que deberá asegurarse de la procedencia o improcedencia de la denegación.

¿Y si tampoco le hacen caso a la Agencia de Protección de Datos? Pues en ese caso se podría iniciar un proceso sancionar contra la empresa que podría ser multada con 300.000 €.

Para conocer más sobre la protección de datos y cómo actuar ante situaciones semejantes el blog de Samuel Parra contiene información sobre este tema y narra en dos anotaciones (esta y esta) una situación parecido con Ya.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s