Leyendas urbanas

Secuestradas en el probador

Hace años se contaba la historia de una pareja de novios que se encontraba dando un paseo por una céntrica calle de Barcelona. Al pasar delante de una mercería la chica dijo a su novio que necesitaba comprar un sujetador. El chico decidió esperarla fuera ya que por aquel entonces estaba mal visto que un hombre entrara en esas tiendas.

Al cabo de un buen rato el chico, extrañado de que su novia no saliera del establecimiento, se decidió a entrar. Preguntó a una de las dependientas si había visto salir a su novia y esta le respondió que no, que creía que seguía en los probadores.

Al abrir la cortina del probador vieron que alguien había practicado un butrón en la pared y por ese agujero habían raptado a la chica. Cuando el chico puso la denuncia en la comisaría uno de los policías le dijo que no era el primer caso del que tenía constancia y que creían que secuestraban a las chicas para la trata de blancas.

Esta leyenda urbana fue muy difundida hace muchos años, y en algunas versiones se daba el nombre de la tienda y su dirección. Un periodista visitó la tienda y una de las dependientas que llevaba trabajando en esa tienda toda su vida dijo que nunca se había secuestrado a nadie en esa tienda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s