¿Sabías qué...?

Bicentenario del levantamiento del Dos de Mayo

Tres de Mayo Francisco de Goya

Tres de Mayo. Cuadro de Francisco de Goya

El dos de Mayo de 1808 el pueblo de Madrid se levantó en armas contra el ejército francés que ocupaba la ciudad de Madrid. La mecha que hizo saltar esta situación fue el intento de secuestro del infante Francisco de Paula por parte de tropas francesas.

Al percatarse de ello varios madrileños asaltaron el carruaje y a la guardia que lo acompañaba pasando a cuchillo a todos los franceses. Al tener noticias de este ataque el general Murat ordenó que se reprimieran de inmediato, usando toda la fuerza y violencia necesaria.

No hay que decir que las tropas francesas cumplieron literalmente la orden dada por el general frances, eso si, hay que reseñar que los bravos soldados franceses lucharon contra ciudadanos armados con navajas o escopetas de caza, ya que las tropas del ejercito español no tomaron parte en la rebelión, salvo honrosas excepciones, como la de los oficiales de artilleria Luis Daoíz y Pedro Velarde, autores de la gesta que se fraguó en el parque de artillería de Monteleón.

Además de Monteleón, otros puntos de resistencia y lucha contra las tropas francesas fueron la Puerta del Sol y la Puerta de Toledo. en ambas plazas se luchó cuerpo a cuerpo y se aguantaron estoicamente las cargas de la caballería francesa.

Pero al final de día la superioridad de los militares franceses frente a los civiles españoles acabó con la rebelión en Madrid, y comenzó la venganza francesas. Comenzaron a fusilar a todo aquel que tuvo algo que ver con la rebelión, bien porque participara de forma activa o porque ayudara a los guerrilleros.

Ese día hubo gran cantidad de héroes que lucharon contra el invasor francés, pero hay que recordar a dos mujeres que se convirtieron en símbolos de la resistencia española, Manuela Malasaña, costurera de quince años que fue ejecutada por los franceses porque portaba unas tijeras y Clara del Rey, esposa de un militar acuartelado en Moteleón que no dudó en luchar hasta el final junto a su marido en dicho recinto militar.

Murat pensó que con este escarmiento había sofocado la rebelión. Nada más lejos de la realidad. En la ciudad de Móstoles sus alcaldes firmaron y emitieron un bando llamando a la rebelión y a la ayuda a Madrid contra las tropas francesas.

Señores Justicias de los pueblos a quienes se presentase este oficio, de mí el Alcalde de la villa de Móstoles:
Es notorio que los Franceses apostados en las cercanías de Madrid y dentro de la Corte, han tomado la defensa, sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a esta hora mucha sangre; como Españoles es necesario que muramos por el Rey y por la Patria, armándonos contra unos pérfidos que so color de amistad y alianza nos quieren imponer un pesado yugo, Después de haberse apoderado de la Augusta persona del Rey; procedamos pues, a tomar las activas providencias para escarmentar tanta perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos y alentándonos, pues no hay fuerzas que prevalezcan contra quien es leal y valiente, como los Españoles lo son.
Dios guarde a Ustedes muchos años.
Móstoles dos de Mayo de mil ochocientos y ocho.
Andrés Torrejón
Simón Hernández

El bando fué portado por Pedro Serrano desde la Móstoles hasta Badajoz, donde llegó el 4 de Mayo  muriendo ese mismo día debido al esfuerzo. Desde Badajoz se copió y difundió por el resto del territorio nacional. La guerra de independencia había comenzado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s