¿Sabías qué...?

Experimento del mundo pequeño: La aldea global

En la década de los sesenta Stanley Milgram dirigió en los Estados Unidos una serie de experimentos que se conocen como Experimentos del mundo pequeño. Dichos experimentos estaban basados en los trabajos de Manfred Kochen y Ithiel de Sola Pool sobre redes sociales.

Estos dos investigadores publicaron a principio de los años cincuenta un trabajo titulado Contact and Influence en el que postulaban que todas las personas estaba conectadas unas con otras mediante enlaces.

Estos enlaces hacen referencia a personas que nos pueden ayudar a encontrar a la persona que buscamos o a personas que conocen a otras personas que nos pueden poner en contacto con la persona que es objeto de la búsqueda.

El trabajo estuvo circulando entre los miembros de la comunidad académica durante veinte años hasta que cayó en manos de Stanley Milgram, que decidió llevar a cabo una serie de experimentos para demostrar estas teorías.

Orgnet Redes sociales

Diagrama de redes sociales desarrollado por Orgnet 

Las pruebas fueron diseñadas en la universidad de Harvard, y consistía en seleccionar a una serie de individuos a los que se les enviaba un paquete y una cartillas de instrucciones. Apuntar que las pruebas estaban circunscritas a los Estados Unidos.

Dichas instrucciones indicaban al sujeto que tenía que hacer llegar el paquete a otra persona que se le indicaba en las instrucciones que había recibido. En caso de conocerla debía enviarle el paquete junto con la cartilla de instrucciones y una carta a la universidad de Harvard donde indicaba que conocía a esa persona y que le había enviado el paquete.

Cuando el receptor recibía el paquete debía enviara a su vez una carta a Harvard para indicar que había recibido el paquete. A este tipo de relaciones de un único enlace se las llamó relaciones de tú a tú.

Pero la inmensa mayoría de las veces la gente no conocía al destinatario elegido para el paquete. En ese caso lo que se les pedía que pensaran en alguien a quien conocían y que creyeran que podría hacer llegar el paquete hasta su destino. Tras decidir quién podría ayudarles debían enviarles el paquete y la cartilla de instrucciones y además una carta a la universidad con los datos de la persona a la que habían pasado el paquete.

Al poco de comenzar el experimento los paquete empezaron a llegar a sus destinatarios, y con esto los primeros resultados de la investigación.

Se observó que algunos casos el paquete había llegado a su destinatario mediante sólo tres enlaces, mientras que en otros se necesitaron hasta diez envíos para que el paquete llegara  su destino.

De esto se llego a la conclusión de que la población de los Estados Unidos estaba separada por sólo seis grados de separación.

También se observo que los paquetes llegaban rápidamente al ámbito geográfico del receptor, pero que luego daba vueltas al azar hasta que encontraba a alguien que conocía al destinatario, por lo que se dedujo que los emisores daban un alto grado de importancia a la geografía cuando se trataba de escoger a sus enlaces.

Hoy en día se siguen realizando estudios basados en los experimentos de Stanley Milgram llegando incluso a desarrollarse un modelo matemático basados en las relaciones sociales.

Las aplicaciones practicas de estos estudios las podemos ver a diario en Internet. Sitios como MySpces, Facebook u Orkut hacen uso de este modelo y ayudan a aumentar la conectividad entre individuos alejados geográficamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s