Leyendas urbanas

Animales exóticos

Los pobres animales no se escapan de tener sus propias leyendas urbanas, las hay de todo tipo, buenas, malas, extrañas…

Una pareja se encontraba de viaje en Tailandia. Cerca de su hotel se toparon con un perro pequeño que al darle un poco de comida no paró de seguirles. Jugaron con él y al poco se encariñaron con el animal, así que decidieron llevárselo con ellos de vuelta a su pais.

Una vez en su casa vieron que el animal se comportaba de forma extraña, se movia demasiado rápido para un perro, y lo más raro es que trepaba por los muebles.

Lo llevaron al veterinario, el cual al examinar al animal les preguntó de dónde lo habían sacado, ante las reticencias de la pareja a contar nada el veterinario les dijo que estaba prohibido introducir en el pais animales sin permiso y que si no les decía la verdad llamaría a la policia.

La pareja confesó que habían traido al perro de Tailandia y que lo habían pasado por la aduna sin que se dieran cuenta. El veterinario se rio y les dijo que en realidad lo que tenían en casa no era un perro, sinó una rata gigante de Tailandia.

La pareja horrorizada dejó a la rata/perro con el veterinario, quien puso a dormir por toda la eternidad al animal.

Si es cierto que existen ratas gigantes, como la de Sumatra, pero es dificilísimo que se puedan llegar a confundir con un perro de gran tamaño, sobre todo porque son eso, ratas pero más grandes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s